UNA APROXIMACIÓN A LOS EMPRESARIOS JURÍDICOS

el

Ciertamente, por lo que hace a la reforma procesal penal mexicana, ésta también se dio y con argumentos idénticos, gracias a la labor de los llamados “empresarios jurídicos” o de “expertos improvisados”, que de pronto han pululado en el círculo de jóvenes procesalistas y han desplazado a los procesalistas tradicionales.

Moreno Hernández, Moisés, “Fortalezas y debilidades del Código Nacional de Procedimientos Penales”, en Moreno Hernández, Moisés y Ontiveros Alonso, Miguel (coordinadores), Comentarios al Código Nacional de Procedimientos Penales, CEPOLCRIM-AMPEC- UBIJUS, México 2015, Páginas 62 y 63.

El Derecho, como una producción social y de construcción permanente, no es ajeno a los cambios sociales y las demandas que se gestan como resultado ineludible de dichas transformaciones. Pero aún ante la más brutal transformación existen principios que sobreviven a tales cambios y se erigen en las bases que deben regir el ordenamiento jurídico de todos los tiempos, los ideales de justicia y pertenencia parecen que nacieron con la propia humanidad y desaparecerán con ella, estos como una parte de aquellos principios de los que venimos hablando.

El conflicto derivado de las relaciones sociales merece que cualquier planteamiento que se dirija a regularlo y dar una solución efectiva tome en consideración los principios esenciales que rigen cualquier ordenamiento jurídico, ya que el conflicto nace cuando las personas estiman violados aquellos principios que se imponen al objeto mismo de la controversia: la vida, un sitio determinado, un objeto determinado, un nombre de dominio, una marca, una obra, un dato personal pueden tener una relación del sujeto y la pertenencia al mismo que fue violada por una persona ajena.

Una mala regulación del objeto y el sistema de resolución de conflictos, sea judicial o no, genera un clima de malestar entre los destinatarios, que pueden ponerlo en duda y desconocerlo para implementar sus propias soluciones, es ese descenlace lo que provoca que los individuos que tiene  el poder de regulación del objeto y el sistema de resolución de conflictos desean hacer tal actividad de la mejor manera posible aunque, en la mayoría de los casos, no conocerán cómo hacerlo.

Los sujetos que quedan como depositarios del poder de resolver conflictos o de ayudar en su resolución también desconocen como hacerlo, confían su poder en aquellas disposiciones que los primeros les expiden, perpetuando el circulo vicioso que implica la ignorancia en el proceder o en la identificación de los principios base sobre los que descansan las instituciones jurídicas que han creado, ese vacío de entendimiento es llenado a partir de la labor de los teóricos, algunos que logran una labor maravillosa de identificación de realidades y principios inherentes en la misma dado su estudio profundo de la norma jurídica, la realidad social y la interacción entre ambas, además están aquellos que solo observan la parte superficial de lo aquellos han profundizado y se estiman buenos por su alto grado de pragmatismo, y es de estos últimos de donde se desprenden los empresarios jurídicos a los que alude el Doctor Moreno Hernández.

Un empresario jurídico es identificado a través de las siguientes características:

1.- Son jóvenes, personas que pueden ubicarse entre aquellas que recién han egresado de las escuelas y facultades de Derecho y aquellas que pese a su experiencia han replicado las soluciones que otros han practicado sin preguntarse por su idoneidad o una mejora continua, lo importante es que resuelva superficialmente un conflicto determinado sin importar si realmente lo hace.

2.- Se consideran como los únicos conocedores, ya que se han aproximado a un sistema que identifican como única solución de conflictos pero, ante la actitud descrita en la última parte del párrafo anterior, la aceptan y predican como un dogma.

3.- Desprecian conocimientos generados con anterioridad, generan el desplazamiento de los doctrinarios reconocidos para imponer sus ideas, las cuales catalogan como retrogradas sin dar una explicación para ello.

4.- Aprovechan la ignorancia de los sujetos con poder de decisión, ya que generan actitudes propias de comerciantes, venden sus ideas a las personas con poder de decisión para legitimarse como figuras de opinión y expertas, utilizando todo tipo de medios.

Aunque el referido jurista solo se aproxima a los empresarios jurídicos desde la óptica del Proceso Penal, pero su existencia se puede apreciar en todas las áreas del Derecho; la peligrosidad de tales individuos es que desdeñan los conocimientos previos, construyen castillos de arena ya que sus supuestos conocimientos carecen de bases sólidas y por ello se desmoronan ante el primer reto relevante a los que se someten, y una vez que esto ha pasado pasan a formar parte de la legitimidad de la ignorancia que ellos mismos, al ser empresarios jurídicos, han contribuido a su expansión.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s